LA CIRUGIA ESTÉTICA 2

Y yo, ¿cómo lo veo? - my blog

Hoy, completo mi artículo sobre la cirugía estética con unos apuntes sobre: la firma personal, la naturalidad y la perfección en los trabajos que realizamos de forma manual.

Supongo que sabemos que cualquier obra o trabajo que realicemos lleva implícita nuestra firma inconsciente.Ya sea una rinoplastia, un corte de cabello o una vasija de barro.
Sin darnos cuenta, repetimos unos detalles casi imperceptibles, pero que en mayor o menor medida dejarán la señal inequivoca de nuestra mano. No juzgo la calidad final del trabajo, solo que llevará una firma.

Aparte del lógico interés que tengamos en la búsqueda de la perfección, determinados trabajos requieren un acabado con la mayor naturalidad posible.

Pero la Naturaleza también firma todo lo que hace. Y aquí es donde empiezan nuestros “problemas”.
En general, nuestro concepto de perfección está basado en la igualdad, en la exactitud de medidas, en la simetría, etc. Justo lo opuesto a la Naturaleza, donde todo es irregular, asimétrico, desigual; una rosa es un ejemplo, en la total desigualdad de los pétalos y el absoluto caos de su distribución, sin embargo, es la perfección total.

Al intervenir una cara( por lo que vemos en el cine) el cirujano dibuja un croquis, un patrón para luego hacer las incisiones necesarias. Por lógica, tratará de hacer la parte izquierda lo más exacta posible a la derecha, buscando la mayor simetría y perfección posible, con lo cual se distanciará del principio de naturalidad.
Además, por su experiencia acumulada, realizará una serie de pequeños detalles, como dije, casi imperceptibles, que serán su firma inconsciente.
Pienso que debe ser la razón de que posteriormente, muchas de las caras tengan un cierto y curioso “aire de familia”.

Con este artículo solo he pretendido exponer una posible idea, de porqué a los “retocados”, los notamos extraños y parecidos entre sí.
Sin negar que en la mayoría de casos, el resultado de dichas intervenciones suele ser muy bueno y mejoran el aspecto.

En peluquería, con los cortes de cabello hay una curiosa relación con lo tratado en este artículo, pero eso lo dejo para el próximo.

                                                               SALUDOS.
                                                                       A.DENIC

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *